Objetivos

1. El colegio declara como misión primordial de su actividad la formación integral de la persona, fundamentando la realización de esta tarea en los siguientes principios:

  • El alumnado y su mundo son la medida de toda la pedagogía del centro; le respeta como individuo, atiende a despertar sus aptitudes personales y busca el modo de su realización plena.
  • EL Colegio San Pelayo educa en y para la libertad y la paz. Acepta el riesgo que esto supone y tiende a responsabilizar al alumno/a de sus propios actos.
  • Respeta la libertad religiosa de sus alumnos y alumnas.
  • Promueve la conciencia de solidaridad de sus educandos, y estima el trabajo, factor primordial de promoción y valoración de la persona, como elemento de sociabilidad, no de rivalidad y ambición.

El Colegio San Pelayo, está abierto a toda institución y a toda experiencia educativa encaminada al logro de sus fines.

 

2. El Colegio San Pelayo acepta plenamente la responsabilidad contraída con los padres y madres de los alumnos y alumnas. Procura orientarlos en la problemática educativa, pero sin olvidar que sus funciones en orden a la educación son subsidiarias y delegadas por los Padres/Madres, verdaderos responsables de la educación de sus hijos/as.

 

3. En las aulas del colegio no se realizarán campañas de captación de ningún tipo. Su actuación se fundamenta en los principios descritos anteriormente, de raíz humanística, que son libremente aceptados por los padres y madres cuando matriculan a sus hijos e hijas y por los profesores y profesoras cuando pasan a formar parte del mismo.

 

4. El Proyecto educativo del Colegio San Pelayo se fundamenta en el concepto de que a la persona la distinguen tres notas esenciales: individualidad, sociabilidad y espiritualidad.

 

5. El diseño curricular del colegio San Pelayo, está integrado por las áreas y materias determinadas en los programas oficiales y otras optativas que contribuyen a la formación integral de los alumnos y alumnas, consiguiendo de este modo la personalización del proceso educativo.

 

6. Para realizar sus fines, respetando el ideario y los principios generales, el Colegio San Pelayo se constituye como una comunidad Educativa en la que los alumnos, alumnas, padres, madres, profesores, profesoras, dirección y administración, asumen plenamente sus responsabilidades personales en el ámbito de sus respectivas competencias.

 

7. En los aspectos técnicos el Colegio desarrollará un Plan de trabajo, que será renovable cada año de acuerdo con las directrices de la administración y las nuevas corrientes pedagógicas y demandas sociales de la comunidad.

 

8. El COLEGIO SAN PELAYO propone un bilingüismo en cuantas actividades fuera posible. Pretende que sus alumnos cuando acaben la enseñanza obligatoria se expresen con la corrección que cabe esperar a este nivel en las dos lenguas oficiales de la comunidad. Pero teniendo en cuanta la importancia que, en el desarrollo del aprendizaje, en los primeros años tiene la lengua materna, optará por iniciar la lecto-escritura y canalizará las situaciones difíciles a través del castellano.

 

9. La nueva dimensión Europea, adquirida por nuestra sociedad en los últimos años, así como la proximidad de los medios de telecomunicación, son las bases en las que el colegio fundamenta su propuesta de aprendizaje de la lengua inglesa desde la Educación Infantil, fomentando además el aprendizaje de una segunda lengua europea en el ámbito de la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

 

10. Con el fin de garantizar la debida atención en la relación de profesores/as y alumnos/as, propone no sobrepasar la ratio de 25 alumnos/as por aula, considerando como la ratio a la que debemos atender.

 

11. Anualmente se organizarán actos de extensión cultural dirigidos a Padres, madres, con los que se pretenderá crear puntos de encuentro entre los diferentes miembros de la comunidad.